Imprimir 

   UNA LOCURA

   Así de simple. No se puede creer que haya vándalos que dañen, que peguen fuerte donde no corresponde.

Una verdadera pena la noticia que se conoció cuando ya terminaba el domingo. Las redes sociales se hicieron eco de inmediato.

   Sujetos, uno imagina que no ha sido uno solo, rompieron un vidrio importante del frente del ex Sanatorio Agos, ahora llamado Padre Luis Jeannot Sueyro.

   Tal vez el o los que lo hicieron no conocerán todo el esfuerzo que le ha puesto este grupo de trabajadores que han conformado la Cooperativa para sacar adelante ese lugar de cuidado de la salud, que aún no ha sido rehabilitado y que tanta falta hace a la comunidad.

   Una verdadera locura.